“Con demora, el 29 de julio del 2019, el Ayuntamiento de Benidorm aprueba el presupuesto del 2019, con un total de 107.417.334,72 € para gestionar”.

En un Pleno donde se echó en falta una corporación mas diversa sin mayorías. Ya sabemos que la mayoría absoluta de esta legislatura gobernada por la derecha del PP en Benidorm, no puede permitir lo que consideren perjudicial a sus propios intereses políticos, aunque sea en beneficio de la ciudad de Benidorm y de sus ciudadanos, merecedores de mejores presupuestos. El rodillo del gobierno está en marcha, aunque intenten disimular engañando a la ciudadanía.

¡Que pérdida de tantos cargos públicos y de sueldos que poco o nada aportarán!, porque la derecha autoritaria del PP no permite consensos!. En este sentido nos lleva a pensar, -Es esto lo que necesita Benidorm-, o, es Benidorm lo que se merece. Cada cual tendrá su propia opinión personal, pero es de evidente.

Así se llega a un presupuesto municipal para 2019, del PP, que fue con demora aprobado el lunes 29 de julio por el equipo de gobierno, con los votos en contra del resto de partidos en la oposición.

10 enmiendas fueron presentadas por un PSOE con escasas ideas y solo admitida la de destinar 10.000 € a la creación de salas de lactancia en diversos edificios municipales, una moción aprobada en la anterior legislatura y que como tantas cosas incumplidas por el totalitario gobierno del PP, había quedado casi olvidada.

Ciudadanos con 7 enmienda al presupuesto, de las que solo 2 fueron admitidas, una con 10.000 € para la lucha contra el acoso escolar, y otra de 30.000 € para fomentar el comercio local. Ahora se dan cuanta de que el apoyo a los presupuestos de la legislatura anterior solo les sirvió para dar mas fuerza al gobierno antes en minoría.

Al final un presupuesto 2019, con solo 3 partidas aprobadas de los grupos de la oposición, que suman 50.000 euros, que se aprobó con el voto a favor de 13 concejales del PP, mientras que 10 del PSOE y los 2 de Cs votaron en contra reconociendo que este no había sido consensuado, lo cual no era nuevo para ninguno de los grupos.

Son 107.417.334,72-€, de presupuesto municipal para este 2019 (finalizando julio) con inversiones por 15,400.000 €, en diciembre se cancelará el Plan de Ajuste del 2012-2023 ya previsto en la anterior legislatura y se incrementaran los ingresos en mas del 4%.

De unos presupuestos “mal llamados participativos” destinan 553.000-€, según un reglamento obsoleto sufragarán proyectos de accesibilidad a través de una pasarela entre las calles Herrerías y Emilio Ortuño –casi finalizada– y la sustitución de la pasarela de madera de la playa de Poniente (solo a ineptos se les ocurre poner pasarelas de madera en la playa, –habiendo otros materiales que no necesidad mantenimiento, seguros, ecológicos y sostenibles) e instalación de señales sobre la ubicación y el uso de desfibriladores.

Sobre Inversiones que están en fase de ejecución: 2 avenidas, la del Mediterráneo y Ametlla del Mar, y obras en El Castell y El Tossal.

Obras que siguen en temporada alta de turismo, lo cual no ayudan en verano a la tranquilidad ni el sosiego, provocando caos urbanístico de vehículos y personas, mal ejemplo del gobierno sin ideas, que sufre nuestra ciudad, con distintas varas de medir,  si el que necesita hacer una obra es un ciudadano o por el contrario es la administración.

La Accesibilidad Universal en calles como Polop y la puesta en valor de la Torre de Morales, por supuesto el asfalto no nos ha de faltar y tiene su partida. Estas partidas ascienden a 15,4 millones de euros, de los cuales 9,9 millones aporta el Ayuntamiento y 6,5 millones otras administraciones.

Lo que no sabemos, es si se pagará la deuda para no pagar mas intereses a la banca, creada por los anteriores gobiernos, o por lo contrario, se incrementará si no se reciben los ingresos previstos.


Juan García